Saltar al contenido

Qué es un brainstorming y cómo te ayuda a generar ideas innovadoras

El brainstorming es la metodología de generación de ideas por excelencia. En esta guía, vamos a enseñarte paso a paso cómo se desarrolla, cuáles son sus principales claves y otros importantes aspectos que debes tener en cuenta si quieres pasar a la acción.

Qué es un brainstorming, para qué sirve y ejemplos

El brainstorming es la técnica más popular para la generación de ideas. Por esta razón, son muchas las empresas y también personas que lo utilizan de forma más o menos espontánea en la búsqueda de soluciones a sus retos. Sin embargo, llevar a cabo un proceso de brainstorming de forma correcta tiene sus matices y trucos. En esta página, vamos a contarte cuáles son y qué claves fundamentales debes tener en cuenta si quieres llevarlo a cabo. ¡Sigue leyendo! 🙂 🚀🚀🚀

¿Qué es un brainstorming?

El brainstorming es una herramienta de generación de ideas cuyo objetivo principal es encontrar el mayor número de ideas posible con las que dar respuesta a un reto. La mejor forma de desarrollar un proceso de brainstorming es en equipo. Aunque también puedes aplicar está técnica de forma individual obteniendo buenos resultados.

Para qué sirve un brainstorming

El brainstorming sirve para ayudarte a generar el mayor número de ideas diferentes y relevantes en relación a un reto o problema que quieras solucionar. Pero, además de eso, la práctica habitual de la tormenta de ideas tiene dos ventajas adicionales: la de potenciar una cultura ágil y de innovación en tu empresa y la de aumentar la creatividad de las personas que lo practican.

Además, el brainstorming puede servirte también como punto de partida a la hora de empezar un proyecto para ti o para tu empresa. Imagina, por ejemplo, que formas parte de un equipo dentro de tu compañía al que se le ha asignado la creación de un departamento de innovación. Antes de proceder a la investigación, podéis llevar a cabo un primer brainstorming, en el que lanzar ideas de cómo podéis comenzar a abordar este reto que os han asignado.

El brainstorming también puede resultarte útil aunque no trabajes en equipo. Practicarlo te ayudará a desarrollar tu creatividad, generar más ideas y atreverte a pensar de forma diferente. Además, no solo puedes aplicarlo para la generación de soluciones de un reto de empresa: un brainstorming te ayuda a dar respuesta a cualquier problema.

11 Claves fundamentales para hacer un buen brainstorming

Si quieres llevar a cabo un brainstorming productivo, te recomendamos que apliques estas once claves. Son las que llevamos años poniendo en prática desde Design Thinking España

1) Siempre que te sea posible, realiza el brainstorming grupo: Las ideas crecen cuando se comparten. Aunque no existe un número ideal de participantes, nuestra recomendación es que se sitúe entre los cuatro o los seis.

2) Busca siempre cantidad: un brainstorming se basa en la divergecia: No juzgues las ideas que se te van ocurriendo, deja que fluyan. Cuántas más ideas, más posibilidades de hacerlas crecer mientras surgen y de lograr una mayor cantidad significativa.

3) Aprovecha las ideas que van diciendo los demás para generar otras nuevas: Construye sobre las ideas de los demás siempre que haya oportunidad. Esto fomentará el espíritu de equipo y os permitirá entrar en una espiral de inspiración compartida.

4) Anota las ideas, y ¡numéralas!: Anotar las ideas en un proceso de Brainstorming es fundamental, así como numerarlas. Establece al principio un número objetivo (30 como mínimo) y pide a los participantes que lo alcancen o lo superen.

5) Cuenta con un facilitador: El facilitador es la persona que guía el brainstorming, dice a los participantes las reglas y los tiempos del mismo, y fomenta la generación de ideas. En caso de no tener facilitador externo, es bueno que una persona del grupo cuente con ese rol.

6) Nombra a una persona encargada de anotar las ideas: Esta persona será quien escriba las ideas que surgen, y también podrá dar las suyas. El facilitador también puede tomar este rol, pero sin decir o escribir las ideas que se le ocurran.

7) Establece unos tiempos, y cúmplelos: Un brainstorming es mucho más eficaz cuando cuenta con un principio y con un final. Los participantes deben conocer desde el comienzo el tiempo con el que cuentan y respetarlo.

8) El espacio es importante: Elige por lo tanto un lugar cómodo e inspirador para el brainstorming. Este puede incluir paredes en las que pintar, asientos confortables y una luz agradable que contribuya a que los participantes se sientan bien.

9) En la medida de los posible, lanza tus ideas de forma clara y autoexplicativa: Utiliza una frase con sujeto y predicado, como por ejemplo: crear un agencia de viajes para miembros de espacios de coworking.

10) Incluye estímulos creativos: como las herramientas de SCAMPER, Hibridación o Brainwriting. Puedes encontrar estas y otras en nuestra web.

11): Busca ideas locas e inesperadas: Si dices las ideas habituales, obtendrás los resultados habituales. Atrévete a decir sin filtro lo que se te ocurra. ¡Te soprenderás de los resultados!

Cómo hacer un brainstorming efectivo paso a paso

Fase 1: Diseña la sesión de brainstorming

Tanto si vas a hacer un Brainstorming dentro de un proceso de Design Thinking , como si vas a recurrir a esta herramienta para generar ideas en torno a cualquier tema, el diseño es importante. De todas las cuestiones que debes tener en cuenta, te recomendamos que prestes especial atención a las que te mostramos a continuación.

Elección del espacio en un brainstorming.

Conseguir que los participantes muestren todo su potencial a la hora de generar ideas no es fácil. Y depende, a menudo, de sus propios hábitos y de los que han desarrollado dentro de la organización.

Contar con un espacio inspirador facilita este proceso, además de hacerlo más agradable. A la hora de elegir un lugar en el que llevar a cabo el brainstorming, te recomendamos que tengas en cuenta lo siguiente:

  • El espacio cuenta con mucha luz, idealmente natural.
  • Las sillas y lugares en los que los participantes pueden sentarse son cómodos, e invitan a sentirse a gusto.
  • El ambiente que se va a crear será distendido, con espacio para colocar comida y bebida.
  • Las superficies de la sala tienen mucho espacio para poder pintar en ellas. Como por ejemplo paredes en las que se pueda escribir y dibujar.
  • El lugar es lo suficientemente grande como para que los participantes sientan que pueden moverse con libertad.
  • Existen estímulos visuales inspiradores alrededor, tanto por color como por elementos que os hagan sentir en un lugar creativo en el que se respira un espíritu de cambio e ideas.

Cada vez existe una mayor oferta de espacio en la que llevar a cabo sesiones de brainstorming. Si tienes la oportunidad, diseña el tuyo dentro de tu empresa. ¡Puedes empezar a practicar brainstorming con ese reto!

Elige quién será el facilitador

El rol del facilitador es fundamental dentro de un proceso de Design Thinking. Lo ideal es que cuentes con uno externo, sobre todo si es la primera vez que vas a llevarlo a cabo. También cuentas con la opción de tomar tú ese rol si quieres probar la experiencia o no invertir todavía en ese recurso.

Las labores principales del facilitador son las siguientes:

  • Preparar el espacio en el que se llevará a cabo la sesión. Para ello, necesitará contar con hojas de flipchart o superficies amplias y rotuladores con los que escribir.
  • Antes del inicio del Brainstorming, explicar a los asistentes las reglas del juego. Además de comunicarles el tiempo con el que contarán y recoger los objetivos del brainstorming.
  • Durante el brainstorming, dinamizar la sesión, abrir perspectivas, y animarlos a dar el mayor número de ideas posibles y disruptivas. Además, podrá utilizar diferentes estímulos, como por ejemplo SCAMPER, para provocar la creatividad de los participantes.
  • Al final de la sesión, suya será la labor de recoger las conclusiones e ideas elegidas por parte del equipo. Así como realizar sugerencias, si procede, sobre siguientes pasos.

En Design Thinking España, somos especialistas en facilitación. ¡No dudes en contar con nosotros si necesitas que te ayudemos en la dinamización y diseño de un brainstorming!

Fase 2: Desarrolla la sesión de brainstorming

Ahora que has preparado la sesión de brainstorming, y vas a ser su facilitador o has contratado uno externo, toca llevarla a cabo. Para ello, nuestra recomendación es que calientes antes de empezar con la lluvia de ideas. Te contamos una forma de que puedas hacerlo.

Calentamiento previo a la lluvia de ideas

Por muy acostumbrado o acostumbrada que estés a llevar a cabo un proceso de brainstorming, es importante calentar. De hecho, te lo recomendamos encarecidamente si estás tomando en contacto con la herramienta. O si los participantes que van a hacelro no suelen hacer sesiones de brainstorming.

Para llevar a cabo un calentamiento creativo de brainstorming, procede de la siguiente forma:

  1. Dile a los participantes que tienen un minuto para escribir el mayor número de usos posibles de un elemento. Como por ejemplo una zapatilla.
  2. Una vez que pase el minuto, pide que compartan algunos de los usos que han encontrado. Decica unos minutos a que lo hagan, se trata de que se diviertan y empiecen a soltarse.
  3. Recuérdales que todas las ideas sirven, por lo que deben mantener esa actitud de decir todo lo que se les ocurra para dar respuesta al nuevo reto.
  4. Da por finalizado el calentamiento y pasa a la sesión de brainstorming con la que generar ideas en torno al reto que van a trabajar.

Una vez que hayas llevado a cabo el calentamiento, notarás que en general todo el mundo se siente más «enchufado» y capaz de generar nuevas ideas. El facilitador, por su parte, habrá tenido la oportunidad de despertar al grupo y también de recordar algunas de las reglas del juego, como que todas las ideas valen o que deben ampliar su perspectiva.

Inicio de la Sesión de Brainstorming

Por fin llega el momento de empezar a generar ideas para el reto propuesto. El facilitador trasladará entonces los objetivos de la sesión, y dará las pautas fundamentales del proceso, entre las que se encuentran:

  • Generar el mayor número posible de ideas, y numerarlas.
  • Establecer un tiempo para la lluvia de ideas.
  • Recordar las reglas del juego en un proceso de innovación, como construir las ideas de los demás o posponer el juicio.

Alineados todos los participantes en la comprensión del reto, es el momento de generar ideas. El tiempo recomendado se sitúa entre los 25 y 35 minutos. Y el número de ideas que deben darse, al menos 30.

Durante todo este tiempo, una persona del grupo debe escribir las ideas. El encargado de hacerlo puede ser el facilitador o una persona dentro del equipo de participantes. Si el facilitador es quien apunta las ideas, no debe incluir ninguna propia para no condicionar al grupo.

A medida que la sesión avanza, puede haber momentos de estancamiento por parte del equipo. Si esto sucede, el facilitador puede recurrir a estímulos, como pedir a los partipantes que piensen como lo haría otra persona. O decirles que den la idea más absurda que se les ocurra o que piensen teniendo en cuenta otros factores hacia los que no están mirando.

Acabado el tiempo de brainstorming, es momento de seleccionar las mejores ideas. Existen varias formas de hacerlo, de las que en Design Thinking España recomendamos la votación con 4 votos.

Votación de las mejores ideas de un Brainstorming

Como siempre te decimos en Design Thinking España, un proceso de Design Thinking pasa constantemente por procesos de de divergencia y convergencia.

Por definición, un brainstorming es un proceso de divergencia, en el que todas las ideas valen. Pero también del que podemos seleccionar las mejores en función de los criterios que establezcamos.

Para elegir esas ideas más interesantes, nuestra recomendación es que digas a los participantes que cuentan con cuatro votos, que pueden utilizar como prefieran. Poniendo por ejemplo cuatro votos en una de las ideas, tres en una y una en otra o bien cuatro votos en cuatro diferentes. Ellos escogen la distribución que les parezca más conveniente.

Tras esa primera votación, el facilitador hará un recuento de las ideas más votadas, y las señalará, por ejemplo, subrayándolas. Los participantes tendrán entonces un único voto para elegir la que más les guste, que pasarán a ser las ideas seleccionadas.

Si quieres refinar más el proceso de selección de ideas, puedes servirte de una matriz de decisión, en la que recoger los dos criterios que te parezcan más importantes a la hora de decantarte por unas u otras ideas. Nuestra recomendación es que elijas los criterios de viabilidad para la empresa e impacto para el usuario.

Fase 3: Conclusiones de la sesión de brainstorming y siguientes pasos

En todo proceso creativo o de Design Thinking es importante que existan momentos de reflexión. Se trata de espacios de oportunidad en los que revisar el proceso vivido, y adquirir aprendizajes que permitan hacerlo mejor la próxima vez.

Una vez que termines el braistorming, es interesante que generes este espacio de reflexión. Recojas las ideas o idea elegida y defináis cuáles serán los siguientes pasos.

En caso de que el brainstorming se haya llevado a cabo dentro de un proceso de Design Thinking, el siguiente paso será prototipar. Para ello, se tomará la idea/ideas elegidas y se aterrizará con ellas la solución al reto que se está abordando.

Por último, te recomendamos documentar todo el proceso. Saca fotos de los paneles en los que se han escrito las ideas, recoge algunas de las conclusiones surgidas durante la reflexión. Si eres el facilitador, comunica cuáles serán los siguientes pasos y establece con el grupo un calendario tentativo para llevarlos a cabo.

Ejemplos de brainstorming

Después de todo lo que has aprendido en esta guía, creemos que un ejemplo antes de terminar puede resultarte útil. Por ello, no vamos a darte uno, sino dos, en los que veas cómo de un determinado reto pueden surgir cientos de ideas. Puedes encontrarlos también en este vídeo de Brainstorming que encotrarás en nuestro canal.

Ejemplo de Brainstorming para encontrar múltiples usos de un objeto.

Una forma habitual de calentar en un brainstorming es a través de un dibujo. Pidiendo a los participantes, por ejemplo, que dibujen el mayor número de cosas redondas que se les ocurra. Otra de ellas es mostrarles un objeto, y pedirles que enuncien todos los usos que se les ocurren para él.

En este caso, vamos a utilizar, por ejemplo, una silla. Y vamos a imaginar que estamos en un calentamiento y pedimos a los participantes que nos den el mayor número de usos posibles. Estos podrían ser muchos de los que se les ocurrieran:

  • 1) Colgador de ropa
  • 2) Valla para saltar en una carrera
  • 3) Un lugar donde resguardarse bajo la lluvia
  • 4) Una portería
  • 5) Un nuevo modelo de palo de golf,
  • 6) Un lugar donde practicar tu estilo de braza
  • 7) Una tabla de planchar
  • 8) Un sombrero
  • 9) Una escalera
  • 10) Un martillo múltiple
  • 11) Una mesa
  • 12) Una estantería
  • 13) Un balancín
  • 14) Una pesa
  • 15) Alimento vitaminado para termitas
  • 16) Una escalera de hormigas
  • 17) Una antena extraterrestre

El facilitador, en caso de que el brainstorming no fuese un calentamiento y hubiese más tiempo, podría pedir a los participantes que pensaran en más ideas dando la vuelta a la silla. O imaginando que es un extraterrestre quien se encuentra con ella, o un naúfrago que acaba de volver a la civilización.

Como ves, en este ejemplo hemos aplicado algunas de las claves que antes te mostrábamos. Nos hemos ido a la cantidad, no hemos puesto filtro, y hemos buscado nuevas formas de mirar la silla para encontrar así nuevas ideas.

Ejemplo de Brainstorming para un reto empresarial

Un brainstorming se potencia cuando lo utilizamos para dar respuesta a un reto que nos impulsa, y cuyo significado entendemos. Existen muchos tipos de reto, tanto profesionales como personales, como por ejemplo:¿Cómo podríamos hacer para celebrar la mejor fiesta de cumpleaños? o ¿cómo podríamos potenciar el uso de las artes escénicas durante la pandemia?

Con un brainstorming, estarás dando respuesta con esas ideas al reto frente al que te encuentras. En este ejemplo, vamos a partir del siguiente: ¿Cómo podríamos establecer una relación más duradera con nuestros clientes?

Para dar un posible contexto a este reto, diremos que después de analizar nuestra situación actual en relación a nuestros clientes hemos llegado al mencionado reto. Para darle respuesta, hemos convocado una sesión de brainstorming que durará 25 minutos en la que tenemos el objetivo de generar al menos 30 ideas.

Estas son algunas de las que podrían surgir para el reto ¿Cómo podríamos establecer una relación más duradera con nuestros clientes?

  • 1) Sorteando 100 acciones de nuestra empresa entre los clientes que nos hayan comprado el último año.
  • 2) Creando una PoP uP Store abierta el primer fin de semana de cada mes a la que solo puedan acceder nuestros clientes.
  • 3) Generando un carné exclusivo que ofrezca descuentos en empresas con las que generemos alianzas.
  • 4) Organizando un torneo deportivo amateur con nuestra marca
  • 5)Haciendo directos en nuestro Instagram invitando a clientes que quieran promocionar sus propios proyectos profesionales y personal
  • 6) Enviando un vale descuento el día de sus cumpleaños.
  • 7) Haciendo encuestas preguntándoles qué productos echan de menos en nuestra tienda online.
  • 8) Lanzando una app de citas exclusiva para nuestros clientes.
  • 9) Creando un canal de Youtube haciendo reviews de nuestros mejores productos, y resolviendo preguntas sobre ellos.
  • 10) Generando contenidos de valor en relación a los artículos más comprados por los clientes.
  • 11) Creando nuestro propio Black Friday, con otra fecha, en el que ofrecer descuentos únicos.

Como ves, dentro de estas ideas las hay más o menos locas. El objetivo es que veas toda la cantidad que se pueden generar. De hecho, es muy posibles que a ti se te ocurran más a partir de las que estás viendo. De eso se trata 😉

Brainstorming on line

El brainstorming ha sido siempre una técnica utilizada de forma presencial. Sin embargo, cuando las circunstancias lo exigen, también puede llevarse a cabo de forma remota.

Para hacerlo, necesitarás los mismos recursos que en el presencial. Solo que en lugar de contar con un espacio físico, lo harás con uno virtual. Son varias las plataformas colaborativas que permiten a los participantes trabajar de forma simultánea. Las dos más conocidas son Mural y Miro.

Además de volcar las ideas en los paneles que estas dos plataformas te ofrecen, es recomendable que mantengas abierta una vía de comunicación a través de plataformas de reunión, como Meet o Zoom. De esta forma, facilitador y participantes podréis comunicaros a tiempo real mientras escribís en el panel todas las ideas que van surgiendo.

Además de Miro y Mural, existen otras plataformas colaborativas con las que podrás trabajar. Sin embargo, estas resultan sin duda las más potentes e intuitivas. E incluyen otras funcionalidades que te permitirán, por ejemplo, incluir en el panel imágenes de Google, Frames y otros estímulos Además de ofrecerte la posibilidad de personalizar el panel y hacer que resulte lo más inspirador posible.

El brainstorming dentro de un proceso de Design Thinking

A lo largo de toda esta guía, te hemos contado todo lo que necesitas tener en cuenta a la hora de llevar a cabo un brainstorming eficaz. Desde cómo planificarlo y ejecutarlo hasta cuáles son las claves que siempre debes tener presentes.

Dentro de un proceso de Design Thinking, el brainstorming se utiliza en la tercera fase, la de Ideación. Es en ese momento cuando debes generar el mayor número de ideas posibles. Y, posteriormente, elegir aquellas que el grupo considere que son más adecuadas para dar respuesta al reto al que tenéis que dar respuesta.

Un proceso de Design Thinking pasa constantemente por procesos de divergencia y convergecia. Y la aplicación del Brainstorming en la fase de Ideación es un ejemplo de ello. De lo que se trata, en una primera instancia, es de abrir lo máximo posible la perspectiva (divergencia) generando el mayor número de ideas posibles, para, una vez que la lluvia de ideas termina, elegir aquellas que consideras más valiosas y aplicables (convergencia).

Si llevas a cabo un proceso de Design Thinking, nuestra recomendación es que en Ideación siempre lleves a cabo un brainstorming, aunque también cuentas con alternativas que en momentos puntuales pueden ser interesantes. El Brainwriting o Drawstorming, que encontrarás en nuestra web, también pueden resultarte útiles.

Conclusión

El Brainstorming o Llúvia de Ideas es una potente herramienta cuya potencia se amplifica cuando se trabaja en grupo, en un entorno inspirador y libre de prejuicios.

Para poder llevarlo a cabo de forma correcta, es fundamental que cuentes con un facilitador. O bien externo al grupo (algo que te recomendamos) o interno, en cuyo caso debería centrarse en el rol de dinamizar sin intervenir a la hora de dar ideas o elegir aquellas que resulten más prometedoras.

Un brainstorming puede utilizarse dentro o fuera de un proceso de Design Thinking. En este caso, lo llevarás a cabo en la fase de Ideación, la tercera, generando el mayor número de ideas posibles y diferentes a las habituales con las que dar respuesta al reto redefinido en la segunda fase, Definición.

Como todo proceso creativo, un brainstorming pasa por diferentes fases, en los que tendrás que lidiar con los silencios, la incertidumbre y los momentos «Aja» en los que sientas que habéis encontrado una buena ideas. Sea cual sea el caso, ¡confía en el proceso! contar con un buen facilitador te ayudará a hacerlo.

Por último te recomendamos que des mucho valor al solo hecho de llevar a cabo un brainstorming. Y no desesperes sea cual sea el resultado. A menos que cuentes con una cultura de innovación dentro de tu empresa, lo esperable es que los participantes de un brainstorming se sientan poco cómodos al principio. Eso es algo entendible, pero recuerda: «si quieres llegar a resultados diferentes, tendrás que llevar a cabo procesos distintos».

Quiero saber más sobre vuestro servicio de diseño y facilitación de brainstorming. ¡Y hacer despegar la creatividad en mi empresa! 🚀🚀🚀🚀

WhatsApp chat