Saltar al contenido

World café o cómo fomentar conversaciones de calidad para innovar

El World Café surgió como una iniciativa para inspirar conversaciones significativas entre un grupo de personas. Hoy, este movimiento ha dado lugar a una nueva forma de comunicación aplicable a procesos creativos o de decubrimiento entre estudiantes, personas o equipos de empresas.

El movimiento y herramienta World Café

El World Café nace como movimiento en 1995 de la mano de Juanita Brown y David Isaacs en California. Lo que empezó siendo una iniciativa reducida entre grupos de personas que querían generar conversaciones en torno a temas relevantes, acabó convirtiéndose en todo un movimiento y metodología.

Ya en 1995 los principios de Design Thinking empezaban a tomar fuerza, al igual que otros procesos, herramientas y metodologías de innovación. El World café nació en un momento en el que las dinámicas colaborativas y de co-creación empezaban a utilizarse de forma más consciente.

¿Quieres saber más sobre el World Café, sus principios, ejemplos y objetivos? Entonces, ¡sigue leyendo! En esta entrada vamos a hablarte de todo esto y también de cómo puedes utilizar esta herramienta dentro de un proceso de Design Thinking 🙂

Los objetivos de un World Café

Un World Café es una acción consciente y diseñada para rescatar hallazgos e información relevante en torno a un tema de conversación.

Entre sus objetivos, destacan los siguientes:

  • Facilitar un espacio de conversación consciente en torno a un determinado tema.
  • Impulsar la participación de todos los asistentes, quienes aportan desde sus propios conocimientos, intuiciones y experiencias.
  • Generar unas condiciones que inspiren la conversación, y la conviertan en algo motivador y agradable.
  • Recoger los aspectos más destacados de la conversación, capaces de generar cambio e impacto.
  • Dar continuidad a este proceso a través de nuevos encuentros en los que la inteligencia colectiva siempre esté sentada en la mesa.

La imagen del café, metáfora del encuentro agradable y abierto entre personas, está siempre presente. Así como los principios de diseño desde los que el World Café se articula. De ellos, te hablamos a continuación.

Principios de diseño e instrucciones de un World Café

En la página de movimiento The World Café, se explican los principios de diseño de este espacio para compartir ideas e inspirar. Son los que ves a continuación:

1) Contextualiza: Define claramente cuál es la razón por la que las personas van a reunirse, y qué objetivos se persiguen. Es necesario tanto por el facilitador, quien tendrá que prepar dinámicas, preguntas y subtemas como por los asistentes, quienes verán si quieren o no participar.

2) Habilita un espacio agradable: Un espacio agradable e inspirador es una de las claves del éxito de un World Café. Elige un buen lugar para celebrarlo, en los que los participantes se sientan cómodos e impulsados por la atmósfera a compartir y crear.

3) Explora cuestiones relevantes: Las buenas preguntas inspiran respuestas que trascienden. Una buena pregunta es aquella que impulsa a la acción y la reflexión, y que es relavante para las personas que van a contestarla. Dependiendo de tu tiempo y objetivos, puedes diseñar un World Café en el que se parta de una única cuestión o en el que se aborden varias.

4) Motiva la participación por parte de todxs: Todos los participantes de un World Café tienen una opinión que expresar, una idea que poder compartir. Busca que todxs se sientan importantes. Pero respeta también los silencios y ritmos de los participantes.

5) Conecta las distintas perspectivas: Un World Café es un espacio abierto por el que los asistentes pueden moverse libremente. Eso permite que descubran nuevos puntos de vista y generen conversaciones en las que las diferencias puedan convertirse en el catalizadores de nuevas y potentes ideas.

6) Fomenta la escucha entre los participantes: La calidad de la escucha de los participantes es probablemente uno de los más importantes factores de éxito en un World Café. Cuida siempre como facilitador de que las conversaciones no se solapen y los asistentes escuchen activamente para comprender mejor todo lo que se pone sobre la mesa.

7) Comparte los descubrimientos colectivos: La parte final del World Café es aquella en la que los participantes de las mesas comparten hallazgos, ideas y conclusiones relacionadas con el tema tratado. Como dinamizador, facilitarás el proceso en el que todo ese conocimiento se comparte. Y que servirá como fuente de inspiración y nuevo conocimiento para todos y todas los que han formado parte del World Café.

Preguntas para un Word Café

Cómo deben ser las preguntas en un World Café

Si facilitas un World Café, has de saber que formular de forma adecuada las preguntas es clave para su éxito. Las respuestas significativas vienen a menudo precedidas de preguntas poderosas formuladas de manera clara. Además, es importante que sean abiertas, ya que una respuesta de tipo sí o no puede suponer un frenazo en la conversación.

Una buena forma de medir la fuerza de una pregunta es viendo su capacidad de inspirar. Las buenas preguntas impulsan conversaciones ricas y que abren nuevas cuestiones y puntos de vista.

Las preguntas que se formulan en un World Café no están diseñadas para obtener una respuesta inmediata. O una acción. El objetivo sobre todo es investigar, indagar. Dependiendo de nuestros objetivos, en un segundo paso podemos refinar las respuestas y tomarlas como punto de partida para diseñar una solución.

Reglas de una pregunta poderosa dentro de un World Café

Como resumen de lo anterior, sabrás que estás ante una pregunta poderosa y relevante cuando se cumplan estos criterios:

  • Es clara
  • Es simple
  • Tiene la capacidad de provocar
  • Inspira la visión de nuevas posibilidades
  • Hace emerger supuestos
  • Crea un marco para la indagación
  • Impulsa y despierta la energía de quien la escucha

Estos son algunos criterios que desde The World Café se indican. Si utilizas el World Café con tus equipos de trabajo, te recomendemos que también las preguntas con tus objetivos. Y te asegures de que el facilitador o dinamizador conduce la sesión hacia su cumplimiento.

El World Café como herramienta dentro de un proceso de Design Thinking

Cómo integrar el World Café en un proceso de Design Thinking

Como te comentábamos al principio, el World Café es ante todo un movimiento. Y también una metodología. Mucha de la información que hemos recogido aquí la encontrarás en la página http://www.theworldcafe.com.

Como verás, los principios de su metodología coinciden con muchas herramientas y dinámicas para generar conversación. Dentro de un proceso de Design Thinking, puedes inspirarte en el diseño de un World Café dentro de tu compañía para generar conversaciones relevantes. O dentro de un proceso de diseño de soluciones.

Si hablamos concretamente de un proceso de Design Thinking, el World Café quedaría adscrito a la fase de Empatía. Podrías utilizarlo como una variante del Focus Group. O bien como punto de partida en procesos de co-creación de soluciones o generación de retos dentro de los equipos de una empresa.

¿Quieres conocer más herramientas para inspirar conversaciones relevantes? ¿Estás pensando en cambiar la cultura de tu empresa? Deja que te ayudemos 😉

Esperamos que haber conocido el movimiento World Café y cómo son sus dinámicas te haya inspirado. Como te decíamos al principio, forma parte de una nueva forma de trabajo. En ella, la co-creación, la multidisplinariedad y el trabajo en grupo son claves, y se convierten en catalizadores capaces de impulsar procesos de innovación.

Si estás inmerso en un proceso de cambio cultural de tu empresa, o estás pensando en hacerlo, éstas y otras herramientas te pueden ser de mucha utilidad. Desde Design Thinking España, estamos especializados en diseñar y guiar estos procesos. Si crees que podemos ayudarte, no dudes en decírnoslo. Estaremos encantados de hacerlo 🙂

Haznos tu pregunta, ¡O escríbenos si necesitas ayuda con la transformación cultural de tu empresa!

WhatsApp chat