Saltar al contenido

Qué es un Moodboard, para qué sirve y cómo puedes aplicarlo en Design Thinking

Qué es un Moodboard y cómo usarlo en Design Thinking

El Moodboard es una herramienta visual a la que probablemente no has sacado todo el partido que podrías. Y eso que es casi seguro que la conoces, y tienes más a mano de lo que crees. Es tan intuitiva que, probablemente, ya las hayas utilizado en alguna ocasión. Pinterest es un Moodbard, de hecho. Y también Instagram, aunque con matices.

Como te contaremos a continuación, el Moodboard se utiliza muy habitualmente en procesos creativos de interiorismo, así como en brading, moda y decoración. Así que, si te dedicas a algunas de estas disciplinas, todo lo que vamos a contarte a continuación te será de utilidad. Como herramienta de Design Thinking, la hemos incluido como recurso para las fases de Definición e Ideación, pero también podrías utilizarla en el resto de fases, aunque en menor medida.

Tanto si has llegado hasta aquí porque buscas recursos para tus procesos de Design Thinking, como si vienes de otras disciplinas como el diseño gráfico o la publicidad, te recomendamos que sigas leyendo. A lo largo de esta página, vamos a contarte qué es un Moodboard, como puedes utilizarlo y también su uso como herramienta en un proceso de Design Thinking. ¿Estás preparado? ¡Pues vamos allá!

¿Qué es un Moodboard?

Un Moodboard se crea en torno a un concepto.
Vector de Plantilla creado por coolvector – www.freepik.es

Un Moodbard es un panel de imágenes recogidas en torno a un marco o concepto. Su finalidad es organizar la información de forma clara, bien sea para inspirar el lanzamiento de nuevas ideas, o para mostrar de forma atractiva imágenes o elementos vertebrados por un concepto.

La palabra Moodboard está formada por Mood y Board. La primera tiene como significado literal “humor”, “estado anímico”. Mientras que la segunda significa muro. Según diferentes fuentes, la traducción literal sería “Muro de Inspiración”, lo que remite a la capacidad evocadora de las imágenes una vez organizadas.

El Moodboard puede construirse tanto con imágenes digitales como físicas. Utilizando, por ejemplo, recortes de revista, periódico o dibujos. Si quieres crear tu propio Moodboard Digital, puedes hacerlo de forma sencilla y a través de herramientas como Canva.

¿Cómo puedes crear un moodbard?

Un Moodboard se compone de un conjunto de imágenes que, de alguna manera, crean un relato. O bien de forma completamente visual o en combinación con palabras o frases. Y que puedes montar fácilmente con recursos físicos o virtuales.

Para que puedas sacarle todo el partido posible a esta herramienta, te mostramos, por pasos, la forma más recomendada para hacerlo. Es la misma que utilizamos nosotros en algunos de nuestros procesos de diseño:

  1. Pon un título al Moodboard: Puede ser una frase, o una palabra. Un título de un Moodboard podría ser “Marcas innovadoras”, en las que aparecerían imágenes relacionadas con marcas reconocidas por su capacidad de innovar.
  2. Define (o no) palabras clave: Puedes apoyarte si quieres en palabras clave que te ayuden a encontrar más rápidamente recursos. En relación al ejemplo anterior, podrías utilizar las siguientes:
  • Logos
  • Productos
  • Clientes intereactuando con las marcas

Busca o crea las imágenes: Una vez que ya has definido el concepto, has escrito el título y has decidido, o no, apoyarte en palabras clave, es el momento de recopilar o dibujar las imágenes. Para ello, te recomendamos que lleves a cabo un proceso de divergencia, recopilando sin juzgar todas las que te vas encontrando.

Selecciona las mejores: Una vez terminado tu proceso (o vuestro proceso, si estás haciendo el Moodboard en equipo), pasarás a la selección de aquellas imágenes que consideres más adecuadas para el diseño de tu Moodboard. Para ello, puedes servirte de la intuición o de una matriz de selección.

Coloca las imágenes seleccionadas formando el Moodboard: Ya solo te resta colocar las imágenes en tu “Panel Inspirador”. Para ello, te recomendamos que:

  • Coloques los elementos de manera que parezcan estar contando o evocando una historia.
  • Te sirvas de criterios como el tamaño para dar más importancia a unas u otras imágenes.
  • Incluyas palabras, si lo necesitas, dentro del Moodboard para hacerlo más atractivo o enriquecer su capacidad de inspirar.

¿Cómo utilizar un Moodboard en Design Thinking?

Puedes utilizar el Moodboard en Design Thinking para organizar la información incluyendo imágenes, para documentar el proceso, y también como estímulo en procesos de co-creación.

Para hacerlo, procederás de formas diferente en función del momento del proceso que elijas. Incorporando en todos los casos el carácter visual de la herramienta y adaptándola a tus necesidades como Design Thinker.

A continuación, te contamos dos formas de utilizar el Moodboard en un proceso de Design Thinking. La primera corresponde a la segunda etapa del proceso, Definir. La segunda, a la manera en la que puedes aprovechar el Moodboard para inspirar y catapultar ideas dentro de la fase de Ideación.

El Moodboard en Design Thinking para la fase de Definir

En Design Thinking España, consideramos la fase de Definir como la parte del proceso en la que extraemos los insights y oportunidades que inspirarán el diseño de nuestra solución.

En esta fase, puedes utilizar el Moodboard en combinación, por ejemplo, con la herramienta de Saturar y Agrupar. Combinando la agrupación de post its en nubes con el uso de imágenes que sirvan para ilustrarlas. O bien que muestren la relación entre distintas informaciones.

Las ventajas que te ofrece el Moodboard u otras herramientas visuales en Design Thinking tienen que ver con la agilidad, la simplificación y la mejora de la comprensión. Las imágenes ayudan a aterrizar conceptos, y nuestra mente las procesa mucho más rápido que las palabras. Te recomendamos que te acostumbres a trabajar con imágenes y te sirvas de ellas en cualquier fase del proceso en el que te sean de ayuda.

El Moodboard en Design Thinking como herramienta de Ideación

Utilizar el Moodboard en Design Thinking
Para facilitar procesos de Ideación, es habitual contar con estímulos creativos. La herramienta Moodboard puede servir como uno de ellos.

La Ideación es la tercera fase de un proceso de Design Thinking. En ella, damos solución a un reto que parte de todo el trabajo previo durante las fases de Empatía y Definición.

Para responder a ese reto, el facilitador de la sesión de co-creción cuenta con estímulos y herramientas con los que inspirar la creatividad del grupo, como por ejemplo SCAMPER, o un Moodboard diseñado para este fin. El objetivo es generar cuántas más ideas mejor. El poder evocador de las imágenes puede contribuir en gran medida a ello.

Si el facilitador decide utilizar un Moodboard con este propósito, puede también crearlo de forma diferente a la convencional. Incluyendo , por ejemplo, imágenes relacionadas de forma directa con el reto para el que el grupo generará soluciones con otras que aparentenemente no lo están tanto.

Para que lo veas más claro, te lo contamos con un ejemplo.

Imagina que estás trabajando con tu equipo el siguiente reto: “¿Cómo podríamos hacer del espacio de trabajo en la oficina un lugar más creativo? Se trata de generar ideas, y, para ello, el facilitador os muestra un Moodboard en el que incluye imágenes en las que se ven:

  • Sillas
  • Sofás
  • Elefantes
  • Mesas
  • Fuegos artificiales
  • Columpios
  • La Luna
  • El Sol
  • Lluvia
  • Ordenadores
  • Pizarras
  • Cohetes
  • Árboles
  • Playa
  • Montañas
  • Etc.

Una vez mostrado, pide al grupo que empiece a generar el mayor número de ideas posible, inspirándose en los dibujos o fotografías que se ven en el Moodboard. Vuestro grupo, entonces, empieza a contar todas las ideas que se le ocurren. Relacionando algunas de las imágenes con elementos que estarán en vuestro espacio creativo, como por ejemplo: “Crear una sala que se llame “Nasa” y en la que se hagan las cosas como si viviéseis en la luna” o “crear una zona llamada “Ideódromo” en la que las paredes y mesas están revestidas por un material en el que se puede pintar y borrar.

¿Quieres saber más sobre el Moodboard, nuestros servicios para empresas o formaciones? ¡Contacta!

En Design Thinking España, ayudamos a tu empresa y equipos a cambiar su cultura a través de la formación en habilidades innovadoras y Design Thinking.

Si estás interesado en contar con uno de nuestros facilitadores, recibir formación In House o necesitas que te acompañemos en el diseño de un producto, servicio o proceso centrado en aportar un verdadero valor a tus usuarios, contacta con nosotros. También si quieres acceder a uno de nuestros cursos abiertos para profesionales. Estaremos encantados de ayudarte.

WhatsApp chat