Saltar al contenido

Benchmarking

El benchmarking y su aplicación en un proceso de Design Thinking

El benchmarking es una herramienta asociada habitualmente a los departamentos de marketing. Su aplicación en diseño es cada vez mayor. Y puede utilizarse tanto para el estudio y comparativa de procesos como de productos y servicios de la competencia.

¿Qué es el benchmarking?

El benchmarking es una técnica de investigación cualitativa. La palabra benchmark significa en inglés “calidad”, y el objetivo de esta práctica identificar, medir y analizar la calidad en procesos, productos y servicios. El concepto benchmarking se  populariza con Xerox en 1979, cuando la compañía realizó importantes esfuerzos investigando la calidad de su desempeño frente a sus competidores.

Existen dos tipos de benchmarking principales. El benchmarking competitivo y el benchmarking interno. Ambos pueden utilizarse en un proceso de diseño. Dependiendo de si queremos poner el foco de observación en nuestros competidores o en nuestra propia empresa.

Benchmarking competitivo.

Con el benchmarking competitivo, establecemos una comparativa entre distintos parámetros de las empresas de la competencia frente a la nuestra. En relación a su modelo de negocio, procesos o productos y servicios. Podemos utilizarlo en un proceso de diseño cuando:

  • Queremos lanzar un producto al mercado y ver qué aspectos valoran los usuarios de nuestra competencia.
  • Estamos analizando la viabilidad económica de nuestra idea o de algún aspecto de la misma. En relación a la dificultad de entrada en el mercado o los requisitos más importantes para ser competitivos dentro de él.
  • Vamos a lanzar un producto o servicio que abre un nuevo mercado. Y queremos ver cuál ha sido la respuesta del usuario ante propuestas con las que comparte características.

Benchmarking interno.

La cultura y los procesos dentro de una empresa son dos de los aspectos que más se abordan desde el Design Thinking. El benchmarking interno consiste en analizar y comparar el desempeño de los distintos departamentos de una empresa. Y, a partir de ello, implementar mejoras basadas en aquellos departamentos que están obteniendo mejores resultados. El benchmarking interno te será útil si:

  • Quieres establecer mejoras en los procesos dentro de tu empresa.
  • Deseas empezar a medir los resultados e impacto de cada departamento dentro de tu empresa. Y servirte de ellos para establecer una cultura de mejora y aprendizaje constante.
  • Estás pensando en cómo abordar un problema concreto en tu compañía y quieres encontrar ideas que te ayuden a solucionarlo.

Cómo realizar un benchmarking

Cómo llevar a cabo un proceso de benchmarking

 

Para llevar a cabo el benchmarking de una empresa o varias, procederemos a partir de los siguientes pasos:

  1. Selección de los actores implicados: Determinaremos qué empresas van a ser comparadas o analizadas. O si se trata de un benchmark interno en qué departamentos nos fijaremos.
  2. Elección de los parámetros de medición:  Escogeremos aquellos parámetros relevantes para nuestro estudio. Así como los objetivos que queremos alcanzar con la comparativa.
  3. Recopilación de la información: Recogeremos la información relacionada con parámetros y objetivos. A través de todos los medios que tenemos a nuestro alcance ordenándolos por relevancia y fiabilidad.
  4. Análisis de resultados y plan de acción: Con toda la información obtenida, sacaremos las conclusiones pertinentes y llevaremos a cabo un plan de acción.

En caso de que estemos diseñando un producto o servicio, los resultados de un benchmarking pueden alertarnos de la dificultad de ser rentables en un determinado mercado. O bien animarnos a seguir desarrollando una idea por sus posibilidades de negocio dentro de un contexto concreto. También nos pueden servir para inspirarnos en aquello que otros diseñadores o empresas están haciendo bien.

Integrar el benchmarking interno dentro de la cultura empresarial de una empresa ofrece ventajas adicionales. Por un lado, porque permite llevar a cabo procesos de mejora constante. A través de la medición del impacto de cada acción llevada en unos u otros departamentos. Por otro, porque abre la posibilidad de trabajar sobre la inteligencia colectiva de los empleados. Pasando de llevar a cab0 procesos de diseño a trabajar con una cultura de diseño.

Libros de benchmarking que te ayudarán a dominar esta técnica

A continuación, te mostramos una selección de libros con los que podrás ampliar información sobre esta herramienta. Y si no te ha parecido suficiente, puedes escribirnos un mail para preguntarnos dudas sobre esta técnica. O sobre cualquier otra información que podamos darte y te sea de utilidad. Nos encanta hacerlo 😉

Rebajas
Concepción de un modelo de benchmarking
  • Silveira Pérez Yahilina, C. Pallerols Graciela Ma.
  • Editor: EAE Editorial Academia Espanola
  • Tapa blanda: 104 páginas

 

WhatsApp chat