Saltar al contenido

Método SCAMPER para la generación de ideas

El método SCAMPER es la famosa técnica para favorecer la creación de ideas en un proceso de Brainstorming. Es una de las más potentes y conocidas. Otras de las que te hemos hablado en Design Thinking España son Brainwriting o los Seis Sombreros para Pensar de Edward de Bono.

La técnica o método SCAMPER se trabaja en grupo. Y responde a la ideación de soluciones para un reto concreto. Con los años ha ganado popularidad, tanto en agencias de publicidad como de innovación.

Si quieres aprender fácilmente las bases de esta técnica, sigue leyendo. Y recuerda que si quieres aprender de primera mano ésta u otras técnicas, puedes apuntarte a nuestros cursos.

Qué es el método SCAMPER

El método SCAMPER fue creado por Bob Eberlee en 1971. Para ello, se inspiró en los trabajos que Alex Osborne llevó a cabo en 1953 en tornom al brainstorming, del que fue creador.

La técnica SCAMPER consiste en generar ideas para un determinado reto. Ya se trate de un producto, servicio o proceso. SCAMPER es el acrónimo de los conceptos de Sustituir, Combinar, Adaptar, Modificar, Poner otro uso, eliminar y Reorganizar.

Cómo facilitar un proceso de Problem Solving a partir del método SCAMPER

Cómo facilitar un proceso de Problem Solving a partir del método SCAMPER

Puedes servirte del método SCAMPER para facilitar un proceso de Ideación en Design Thinking o bien para un brainstorming independiente. Lo importante es que, como siempre, ejerzas de buen facilitador y te pongas al servicio del grupo. A continuación, te mostramos los pasos que debes llevar a cabo para facilitar un proceso de Brainstorming con SCAMPER.

Pasos para facilitar un método Scamper

  1. Definid claramente el reto: Aunque parece una obviedad, muchas veces no queda claro a qué estamos dando solución. Aseguraos de que todo el grupo comprende para qué váis a empezar a generar ideas. Y, una vez que esté claro, escribid, en forma de pregunta, el reto al que váis a dar solución.  Ejemplos: ¿Cómo podríamos mejorar la velocidad de nuestro coche de gama alta? ¿Cómo podríamos ser más efectivos en nuestras reuniones de trabajo? ¿Cómo podríamos asegurarnos de que la persona a la ofrecemos nuestro servicio de paquetería estará en el momento de la entrega?
  2. Como facilitador, explica a partir de qué consignas daréis las ideas: A pesar de que un proceso de brainstorming siempre es abierto por su caracter convergente, la ventaja de SCAMPER es que nos muestra claramente unos caminos sobre los que idear. Pide al grupo que, al menos mientras estéis llevando esta metodología a cabo, se centren en dar ideas a partir de lo que te mostramos en esta imagen:
  3. Diles cuánto será el tiempo y anota todas las numeradas ideas delante de ellos: Establece un tiempo para el brainstorming con SCAMPER (quince o veinte minutos serán suficientes) y anota todas sus ideas en papel contínuo o en una pizarra grande. También puedes pedirles que los escriban en post its, y los peguen ellos directamente. En ese caso, recuérdales que solo deben poner una idea por Post It.
  4. Pasados los 15 o 20 minutos, pon en común las ideas y pídeles que elijan las diez mejores: Una vez elegidas, pide que las comenten y debatan posibles mejoras. Decidid cuándo y cómo podrías poner alguna de ellas en acción.

Cuándo utilizar el Método SCAMPER para resolver problemas

El método SCAMPER es uno más dentro de todos los recursos con los que puedes contar para idear. Sin embargo, resulta de especial utilidad cuando estás trabajando con personas poco familiarizadas con el Brainstorming. Y que, de alguna manera, necesitan de una pequeña dirección para empezar.

Para personas más experimentadas, también puedes utilizarlo para calentar en un proceso de Brainstorming. Puedes pedirles que, durante cinco minutos, generen ideas a partir de la sustitución de elementos, eliminación, etc. Y que, después, continúen haciéndolo o generen ideas de cualquier otra forma.

Como te hemos dicho en otras ocasiones, una de las características de una cultura innovadora es el fomento de la creatividad. Cuando tengas oportunidad, genera ideas a partir de SCAMPER u otros métodos. A veces no necesitas estructurar jornadas de Brainstorming para hacerlo. Basta con compartir, en cada oportunidad que surja, ideas de mejora que se te hayan ocurrido en torno a cualquier aspecto de tu producto, servicio, proceso o espacio de trabajo.

Ejemplo de generación de ideas con el Método SCAMPER

Para que lo veas más claro, vamos a compartir contigo un caso práctico de uso de la metodología SCAMPER, orientada a dar solución a diferentes retos:

¿Cómo podríamos mejorar la experiencia de las personas mayores montando en bicicleta?

Sustituir: La silla habitual por una acolchada y que amortigüe mejor

¿Cómo podríamos limpiar mejor el suelo sin hacernos daño?

Combinar: Uniendo un palo a un cepillo (escoba)

¿Cómo podríamos mejorar la productividad en la oficina?

Adaptar: Trabajando solo cuatro días a la semana, tal y como hacen en Nueva Zelanda.

¿Cómo podríamos motivar a nuestros alumnos?

Modificar: Un día a la semana, modificando los roles y que un alumno le de una clase a todos los profesores.

¿Cómo podríamos hacer de nuestra oficina un lugar rentable?

Dar otro uso: Alquilar una de las salas y convertirla en un juego de Scape Room.

 ¿Cómo podríamos fomentar la conciliación en el trabajo?

Eliminar: Eliminando el envío de mails fuera del horario de oficina

 ¿Cómo podríamos sacar más rendimiento económico a nuestro espacio de coworking?

Reorganizar: Cambiando la distribución del espacio y creando más oficinas privadas dentro del Coworking.

¿Necesitas ideas para tu empresa u organización, cursos o un facilitador? Estás en el lugar correcto.

Si quieres contratar los servicios de Design Thinking España, acudir a nuestros cursos o tienes cualquier otra consulta, escríbenos a este formulario. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible y te daremos una respuesta a lo que necesites.